Razones por las que visitar Ámsterdam

Ámsterdam es una ciudad multicultural y vibrante, un lugar perfecto para jóvenes estudiantes que quieren disfrutar de su viaje final de estudios, donde pueden divertirse a la vez que conocen la ciudad, su cultura y peculiaridades. Por ello, hoy os dejamos varias razones por las que visitar esta ciudad holandesa tanto en un viaje fin de curso de secundaria como de bachillerato:

Arte y Cultura:

El arte es uno de los aspectos más importantes en la estructura de esta ciudad holandesa. Está repleta de museos que visitar como por ejemplo, el Rijksmuseum, el Museo de Van Gogh, Stedelijk, Hermitage Ámsterdam o el Foam, el cual acoge muestras fotográficas de gran importancia a nivel mundial.

A estas pinacotecas, se le suma el maravilloso arte urbano que invade las calles de Ámsterdam. Los estudiantes podrán disfrutar de «street art» y los coloridos murales que se encuentran en el Barrio Rojo, la zona del Mercado de las Flores o calles como Spuistraat y Tuinstraat.

La cultura de esta ciudad no sólo se refleja en sus museos, sino en sus edificios y canales. La Plaza Dam, el Barrio Rojo o el Barrio de Jordaan, iglesias como la Oude Kerk o Iglesia Vieja, Westerkerk, etc.

También forman parte de ella y son un motivo para visitar Ámsterdam, sus mercados de tulipanes, sus jardines, su gran variedad de quesos, su Festival de la Luz, conocido mundialmente. 

Ocio:

Al mismo tiempo que los estudiantes disfrutan de la cultura de esta ciudad en su viaje fin de curso, también pueden divertirse en ella. Recorrer Ámsterdam en bicicleta es uno de los planes imprescindibles para realizar en una visita. Una ruta en barca por sus canales también es una gran idea para conocerla desde otra perspectiva, ya que está compuesta por 165 canales. Y por último, los mercadillos y las zonas de compras. Pueden encontrarse una gran variedad de pequeñas y originales tiendas, cafeterías bohemias y locales de muchos estilos.

Historia:

Y si algo no le falta a Ámsterdam, es historia. Fundada en el siglo XII por pescadores, llegó a convertirse en la principal ciudad comercial de los Países Bajos y en el siglo XVII llegaría a su período de máximo esplendor, donde sus redes comerciales se extendieron a países de África, América o Asia, convirtiéndose en un país básico para el comercio internacional. También hay que resaltar que fue una de las ciudades europeas donde fueron perseguidos más judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Reflejo de ello, es la Casa de Ana Frank, la celebre víctima de la ocupación nazi. 

Por todo ello y más, Ámsterdam es un destino ideal para organizar una excursión de fin de curso. Pero de todas formas, si una sola ciudad os sabe a poco para un viaje final de estudios, siempre podéis realizar algún recorrido donde conocer lugares cercanos a ella en los Países Bajos.

Deja un comentario